Las prótesis dentales fijas son conocidas popularmente como fundas o puentes. Son prótesis dentosoportadas se apoyan únicamente en los dientes del paciente que previamente habrán sido tallados por el odontólogo. El usuario-paciente no podrá quitárselas y ponérselas sin ayuda del especialista, las hay de: metal-porcelana, disilicato, zirconio, etc., se hacen con reiteradas cocciones en hornos específicos.

Sin duda hoy en día, el disilicato es el material más estético del mercado, aunque dicho material tiene ciertas limitaciones según de extensa sea la zona edéntula, (sin dientes), del usuario-paciente. De ahí el creciente auge de los nuevos zirconios, cada vez más translucidos y duraderos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted